Home MAS Noticias con Nubia Uriarte Trump abre la puerta a que sí se celebre cumbre con Corea del Norte
Trump abre la puerta a que sí se celebre cumbre con Corea del Norte

Trump abre la puerta a que sí se celebre cumbre con Corea del Norte

0
0

El presidente estadounidense, Donald Trump, abrió hoy la puerta a que sí se celebre la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, un día después de que la cancelara por carta.

Tras su anuncio del jueves, Trumpaseguró que sigue hablando con Corea del Norte y que sí que es posible que la cumbre tenga lugar el 12 de junio, como estaba previsto.

Corea del Norte está muy interesada en el encuentro, dijo. “Nos gustaría hacerlo. Veremos qué ocurre. También podría ser el 12 de junio“, dijo hoy ante periodistas en la Casa Blanca. “Estamos hablando con ellos”, añadió.

Trump respondía así a la disposición manifestada hoy por Pyongyang a seguir dialogando pese al anuncio de cancelación.

Queremos que Estados Unidos sepa que tenemos la intención de reunirnos con ellos en cualquier momento y formato“, había dicho el viceministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Kim Kye-gwan, en un comunicado publicado por la agencia de noticias norcoreana KCNA y recogido por la surcoreana Yonhap.

Trump había saludado horas después la respuesta norcoreana. “Son buenas noticias (el hecho de) recibir el cálido y productivo comunicado de Corea del Norte“, tuiteó. “Pronto veremos adónde lleva, con suerte a una paz y prosperidad duraderas. ¡Sólo el tiempo (y el talento) lo dirán!“, añadió.

Según el viceministro de Exteriores norcoreano, la cancelación anunciada el jueves por Trump “no responde a los intereses del mundo”. Además, acusó a Washington de haber presionado a Pyongyang para que abandonase su programa nuclear unilateralmente.

La decisión de Estados Unidos fue inesperada, dijo Kim Kye-gwan, quien la semana pasada había amenazado también con cancelar el encuentro.

“Lo lamentamos mucho”, dijo el funcionario, quien durante mucho tiempo fue negociador nuclear del país comunista. Pyongyang está dispuesta a dar “tiempo y oportunidad” a Washington, aunque advirtió de que la suspensión de la cumbre podría llevar a Corea del Norte a repensar su “elección de un nuevo camino”.

En la reunión, prevista en principio para el 12 de junio en Singapur, debía abordarse una solución pacífica del conflicto en torno al programa de armamento nuclear norcoreano. Washington aspiraba a lograr la destrucción inmediata, completa y verificable de las armas atómicas de Corea del Norte, aunque últimamente Trump había dado a entender que también sería posible hacerlo por fases.

Trump aseguró el jueves que estaba deseando que tuviera lugar la reunión, pero justificó la cancelación por el “enorme enojo y la abierta hostilidad” que se derivan de los últimos comunicados de Pyongyang. Por ese motivo, el mandatario consideró “inapropiado en este momento celebrar este encuentro planeado durante mucho tiempo”.

Sin embargo, Trump había invitado a Kim a concertar un nuevo encuentro. “Si usted cambia de opinión en lo que respecta a esta cumbre de la mayor importancia, por favor no dude en llamarme o escribirme“.

Poco después del anuncio, tras reunirse con el secretario de Defensa, James Mattis, Trump dijo que seguía existiendo la posibilidad de que se celebrase el encuentro según lo previsto o en un momento posterior. Al mismo tiempo, sin embargo, dejó claro que las fuerzas de combate del país estaban preparadas para responder a agresiones militares norcoreanas.

Corea del Norte había amenazado también el jueves con cancelar el encuentro, al criticar al vicepresidente Mike Pence por decir que la situación en Corea del Norte terminaría “como el modelo libio si Kim Jong-un no pacta un acuerdo”.

Hace 15 años, el entonces líder libio, Muammar Gadafi, se declaró dispuesto a eliminar sus armas de destrucción masiva a cambio del levantamiento de las sanciones impuestas al país norteafricano. Gadafi fue asesinado en octubre de 2011 por rebeldes que contaban con el apoyo de las potencias nucleares occidentales.

China llamó hoy a ambas partes a mantener el diálogo y a seguir trabajando juntos para lograr la desnuclearización de la península coreana.

“Esperamos que Corea del Norte y Estados Unidos valoren el progreso positivo logrado en este periodo, conserven la paciencia, expresen amabilidad hacia el otro y se acerquen, sigan trabajando para solucionar sus preocupaciones mediante el diálogo y las consultas y promuevan la desnuclearización de la península”, dijo el portavoz chino de Exteriores, Lu Kang.

El “proceso de acuerdo político” en la península coreana “afronta una rara oportunidad histórica”, dijo Lu. “También apreciamos que el presidente Trump todavía haya expresado su disposición a reunirse con Kim Jong-unen un momento adecuado”, añadió. “Corea del Norte también expresó su disposición a sentarse con Estados Unidos para solucionar el problema”.

El periódico estatal chino “China Daily” instó hoy a ambas partes a “mantenerse en contacto y trabajar hacia los mismos objetivos”. Esos objetivos, por los que muchos países han trabajado en las últimas décadas son “el fin de las hostilidades y la desnuclearización de la península coreana”, afirmó el diario en un editorial.

El “China Daily” encuentra “comprensible el enojo de Kim al que hizo referencia Trump al cancelar la cumbre, tras la comparación de Pence de la situación de Corea del Norte con la de la Libia de Gadafi.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *