Home Corre y corre por la mañana Y los clasificados son:
Y los clasificados son:

Y los clasificados son:

0
0

REDACCIÓN/NUEVO DIA
ESPAÑA

El cierre de los cuartos de final comenzó con el desplome del Barça en Roma y acabó con el sufrimiento del Madrid en el Bernabéu. El campeón de Europa jugará las semifinales junto a Liverpool, Roma y Bayern, que cumplió sin aspavientos la lógica ante el Sevilla para acabar siendo el único que transitó con calma su clasificación en una semana de auténtica locura.
El doble duelo entre españoles e italianos vivió escenas excepcionales en la Ciudad Eterna, con el remonte milagroso de la Roma, y un epílogo entre polémico y escandaloso (según la visión) en el Bernabéu, donde el campeón salvó los muebles en el último suspiro entre los quejidos de una Juve desesperada.

Manchester City 1-2 Liverpool. Fiasco.
El sueño de la remontada le duró poco más de medio partido al Manchester City, que marcó muy pronto, enrocó a un Liverpool asustadizo. Y comenzó a perder la fe en cuanto le fue mal anulado un gol que habría encendido la eliminatoria
Con Guardiola expulsado y el equipo descompensado por el esfuerzo y la falta de ideas, emergió la mejor versión del Liverpool, que a la contra le borró la esperanza primero y le derrotó después para regresar a una semifinal de Champions 11 años después.
El segundo proyecto del City se despidió entre lamentos y la terrible sensación de quedarse a medio camino de un objetivo para el que la inversión no respondió a lo esperado.

Roma 3-0 Barcelona. Campanazo.
Ni el capitán de los optimistas podía en Italia suponer que la Roma sería capaz de someter al Barça a un castigo de tal envergadura, remontándole una eliminatoria que después del 4-1 de la ida se entendía finiquitada.
Pero pasó. Ocurrió que la Roma fue un vendaval y el Barça un grupo sobrepasado de principio a fin. El equipo azulgrana se despidió en silencio de Europa por tercer año consecutivo sin ofrecer ni un ápice de fútbol, sin rastro del estilo y lanzando pelotazos desde atrás que conducían a un vacío terrible y provocaban puñaladas a la historia reciente del club.
Ironías del destino, Manolas, quien se marcó un gol en propia puerta en el Camp Nou, sentenció la expulsión del Barça y enloqueció, entera, a la Ciudad Eterna.

Bayern Múnich 0-0 Sevilla.
Tranquilidad.
El Sevilla quiso pero no pudo. Después de desnudar en octavos al Manchester United afrontó una tarea de mucha mayor envergadura, obligado como estaba a vencer, y marcando dos goles, en Múnich a un Bayern intocable en su casa.
El campeón alemán, sin embargo, debió aprender del tropezón de los diablos rojos y gestionó con solvencia el resultado, sin enloquecer por buscar la victoria y entendiendo que el pase a semifinales era el único objetivo a cumplir.
Un remate al travesaño fue la mejor ocasión del equipo español, quien acabaría lamentando la mala fortuna en esa jugada concreta… Que, quizá, pudo haber dado paso a una historia muy distinta.

Real Madrid 1-3
Juventus. Escándalo.
Clasificado en la ida, el Madrid se dejó la eliminatoria de mala manera en la vuelta, sobrepasado por una Juventus que entregada a su tarea le borró del campo como nadie podía esperar. Metió los tres goles necesarios. Y en la última jugada del partido estalló el escándalo, con un penalti muy discutido por los italianos que le valió el pase al Madrid.
El gol de Cristiano Ronaldo, que siguió a la expulsión de un enloquecido Buffon, fue el punto final de una noche de locos en el Bernabéu, en la que la suerte se abrazó como no pudo ni sospechar el campeón de Europa.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *