Home I love the 90's La Virgen de Guadalupe, símbolo cultural
La Virgen de Guadalupe, símbolo cultural
0

La Virgen de Guadalupe, símbolo cultural

0
0

El periodista Carlos Eduardo Díaz muestra la esencia cultural de una de las grandes figuras del catolicismo

Saltillo, Coahuila.- El 12 de diciembre es el día consagrado a la Virgen de Guadalupe, pues de acuerdo con la tradición católica fue cuando se le apareció por cuarta vez a Juan Diego. Con este precedente, su figura ha pasado a ser más que parte de un imaginario religioso, se ha consolidado como uno de los referentes de la cultura mexicana.

Esta capacidad que tiene La Guadalupana de causar un furor entre los creyentes, y cómo se ha vuelto la patrona del México contemporáneo, es lo que el periodista Carlos Eduardo Díaz explora en su libro Nuestra Madre Eterna, La Luz que Guía América (Diana, 2017). Por medio de narraciones, anécdotas e investigaciones históricas, el autor expone el impacto que ha tenido la llamada Madre de Dios en México.

“Siempre me interesó el lado cultural de la religión, pero en México especialmente me interesó la figura de la Virgen de Guadalupe en el aspecto cultural y anecdótico, ya que siempre la he notado como una presencia constante en el habla, en la mente y en el imaginario de los mexicanos. Pero la Virgen no se encuentra reducida sólo a esto, sino que puedes encontrar su imagen en invitaciones, cuadernos y demás objetos”, comentó Díaz en entrevista con Zócalo.

HISTORIA Y UNIÓN

Entre los no creyentes de la Virgen de Guadalupe hay un gran debate sobre la españolización de México durante la Conquista, evento que introdujo la figura de la inmaculada en la religión novohispana. Sin embargo, Díaz realiza una investigación que lleva a pensar en las conexiones que existen entre la religión católica y las prehispánicas.

“Cuando comencé a investigar para escribir el libro me sorprendí mucho al ver las relaciones que se podían encontrar entre la figura de la Virgen y otras deidades, que se adoraban antes de la llegada de los españoles.

“También es digno de mencionar el manto del Tepeyac, que es casi un códice, aquí vale la pena preguntarse qué es lo que la figura de la Virgen dio a los mexicanos de aquel tiempo y qué es lo que sigue dando ahora para mantener un culto tan fuerte.

“Estos hilos que se pueden encontrar en uno y otro extremo, son ideas que pueden hallarse muy atrás en las creencias aztecas. La más grande puede ser la existencia de la Virgen de Guadalupe, como la madre de Cristo, y Coátlicue, madre de Huitzilopotchli. Ambas son madres de dioses salvadores”, comentó el autor.

Díaz expone en su libro una obra que “no busca evangelizar sino dar a conocer la historia y el contexto en el que se desarrolló la imagen de la Virgen”, la cual cree que es de una importancia popular del mismo calibre que el principal símbolo patrio.

“La imagen de Guadalupe es, junto con la Bandera de México, el símbolo que más mexicanos reúne a su alrededor y esto puede ser para bien o para mal, porque siempre se darán las discusiones de cualquier índole.

“Es innegable la cantidad de creyentes que tiene y esto es algo muy interesante, porque hay una gran cantidad de personas que, o no son católicos, o que son ateos declarados, pero que aún así se consideran guadalupanos”, comentó.

CREENCIA Y DEVOCIÓN

Tatuajes con su figura con los que los portadores buscan una protección divina, bardas pintadas en barrios populares con enormes vírgenes que se han convertido en patronas de sus moradores, personas que domingo a domingo y diciembre a diciembre buscan su favor con mandas, esto es lo que vuelve a la Guadalupana una figura importante en el fervor popular mexicano.

“Estas personas que tal vez no conocen la historia de la Virgen, son las que siguen yendo a adorarla al Tepeyac, lo cual era algo que ya se hacía en los primeros días desde su aparición a Juan Diego. Esta aparición es la que la vuelve un símbolo principalmente para las personas pobres”, mencionó el también periodista.

Esta eterna presencia en la sociedad es muestra del impacto que ha tenido la “morenita” en el país. El autor considera que La Guadalupana ha sido una impulsora de la fe y de la voluntad social en los tiempos más oscuros de México.

“La Virgen de Guadalupe es también una figura de culto popular. En el reciente terremoto, al igual que en el de 1985, su imagen fue una importante manera de reunir a la gente para que ésta diera su apoyo”, finalizó Díaz.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *