Home De todo Contaminación del aire por el tráfico daña a los fetos
Contaminación del aire por el tráfico daña a los fetos
0

Contaminación del aire por el tráfico daña a los fetos

0
0

El humo, el hollín y el polvo que expulsan los coches pone en riesgo la salud de los bebés en gestación

Londres.- Humo. Hollín. Polvo. En medio del caos circulatorio de una gran ciudad como Londres, miles de vehículos que circulan cada día no paran de contaminar el aire con los residuos que dejan los motores. Toda esta polución pone en riesgo la salud de las personas que la respiran. Y no únicamente a ellas. También a los fetos se ven afectados de forma determinante, según un estudio del Imperial College de Londres.

Los investigadores han determinado que las embarazadas expuestas a la contaminación del aire de las carreteras son más propensas a dar a luz a bebés con bajo peso (menos de 2,5 kg) o más pequeños de lo que deberían ser. El análisis, que ha contado con datos procedentes de más de medio millón de recién nacidos, no considera que el ruido relacionado con el tráfico tenga relevancia durante la gestación.

Según los autores, reducir el promedio de contaminación en solo un 10% podría evitar que nazcan cerca de 90 bebés al año (3% de los casos) con bajo peso. Aunque su estudio se ha centrado en Londres y sus alrededores, los científicos consideran que los hallazgos son aplicables a otras ciudades del Reino Unido y de toda Europa.

Investigaciones previas ya habían demostrado un vínculo entre la contaminación del aire, las complicaciones del embarazo y las enfermedades infantiles. El estudio que nos ocupa, publicado en The British Medical Journal , vinculó la exposición al aire y la contaminación acústica del tráfico con las medidas de peso al nacer a partir de los registros de 540.365 bebés nacidos en el área metropolitana de Londres entre 2006 y 2010 y las contextualizó con la ubicación de la casa de la madre.

Usando datos de calidad del aire facilitadas por la administración gubernamental, calcularon las concentraciones promedio mensuales de contaminantes relacionados con el tráfico, incluyendo dióxido de nitrógeno (NO2), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas finas (PM2.5) de gases procedentes de los tubos de escape y la polución emitida por los frenos y el desgaste de los neumáticos.

Los investigadores encontraron que niveles más altos de estos contaminantes del aire se asociaban con un incremento de probabilidades (entre el 2 y el 6%) de que los bebés tuvieran bajo peso al nacer y entre el uno y el tres por ciento de probabilidades de ser más pequeños de lo que les tocaría por su edad gestacional.

”Una proporción pequeña pero significativa de bebés con bajo peso de Londres es directamente atribuible a la exposición a la contaminación atmosférica, particularmente a pequeñas partículas producidas por los vehículos”, afirma la doctora Mireille Toledano. “Esos bebés tienen un mayor riesgo de morir dentro del primer mes y posibilidades más altas de coger enfermedades durante su vida”, añade en un comunicado.

Toledano y su equipo explican, además, que su análisis no mostró un efecto del ruido sobre los fetos, aunque no se puede “descartar como factor potencial”. ”Lo que está claro es el efecto que la contaminación del aire generada por el tráfico está teniendo en el desarrollo fetal. Hemos demostrado que la exposición durante el embarazo a este tipo de contaminación está teniendo un efecto perjudicial en la salud de los bebés“, concluyen.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *