Home MAS Noticias con Nubia Uriarte Se disparan renuncias a ciudadanías de EU
Se disparan renuncias a ciudadanías de EU

Se disparan renuncias a ciudadanías de EU

0
0

Más personas que nunca están renunciando a su ciudadanía estadounidense

El Paso, Tx.- Más personas que nunca están renunciando a su ciudadanía estadounidense, y los expertos lo atribuyen a su desacuerdo con las políticas, particularmente fiscales, del Gobierno.

Un reciente informe del Departamento del Tesoro estima que en el presente año más de 6 mil estadounidenses han renunciado a sus derechos de ciudadanos, un proceso conocido como expatriación.

En el 2016, 5 mil 411 personas entregaron su ciudadanía, un aumento del 26 por ciento en comparación con el 2015. En el sector de El Paso, este año 12 ciudadanos han dicho adiós para siempre a sus pasaportes azules con el águila dorada; el año pasado, fueron sólo siete.

Según algunos expertos, muchas de estas personas son inmigrantes con doble ciudadanía de quienes el Gobierno estadounidense exige el pago de impuestos por ingresos en otro país.

“Tenemos leyes diseñadas para atrapar a los evasores de impuestos de cuentas extranjeras y éstas requieren que los bancos revelen todas las cuentas extranjeras en manos de estadounidenses”, explicó la contadora especializada de El Paso, Jacqueline Martínez.

“Muchas personas no pueden con la carga tributaria y consideran que es mejor renunciar a la ciudadanía”, agrega.

Pero esa no es la única razón, como explica el abogado de El Paso Jesse Herrera. Muchos renuncian a la ciudadanía por complicaciones familiares, problemas legales y motivos personales.

No hay una explicación única, asegura el abogado, ya que sólo algunos expatriados expresan abiertamente las razones por las cuales renuncian a sus beneficios. No es requisito para que les aprueben su salida.

Lo que queda claro, es que las expatriaciones se dispararon a partir del 2010. Fue en ese año cuando el Congreso aprobó la Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras (FATCA). Esta tenía como objetivo frenar la evasión de impuestos de ciudadanos estadounidenses que viven o trabajan en el extranjero.

El 2011 fue el primer año en el que más de mil personas decidieron poner fin a su ciudadanía estadounidense, de acuerdo con el Registro Federal.

Herrera explicó que renunciar a la ciudadanía estadounidense para evitar pagar impuestos no significa que el Gobierno no irá detrás de aquellos evasores del pago de cuotas atrasadas, si en realidad quiere hacerlo.

El abogado considera que el alza se seguirá viendo por algunos años más, hasta que queden en claro las obligaciones fiscales de la doble ciudadanía.

“No puedes renunciar a tu pasaporte estadounidense, a no ser que tengas otro”, comentó Herrera.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *